Cuartel-Santuario

Un paraíso en plena pseudo-estepa extremeña que acoge la ermita donde se encuentra la Virgen de Belén, patrona de Cabeza del Buey.

El Santuario de Ntra. Sra. de Belén es un monumento Histórico-Artístico compuesto de claustro-cuartel e Iglesia en el que se funden distintos estilos artísticos desde el medieval al barroco. La zona más antigua es del siglo XIII momento en el que este espacio geográfico de la Serena pertenecía a la Orden Templaria después de la conquista de los reyes cristianos del territorio a los musulmanes.

En Belén, los Templarios edificaron un pequeño convento cuyo claustro consta de dos pisos con tres arcos de medio punto por lado, sostenido por sobrios pilares rodeado de celdas y otras dependencias.

Además construyeron la iglesia que fue sustituida por otra en el siglo XVII, ya de estilo barroco. Su planta es de cruz latina con una sola nave dividida en cuatro tramos. El amplio crucero remata su cúpula sobre pechinas decorada con pinturas. Por el lado de la epístola, se abre la sacristía aneja y por el del evangelio se accede al camarín que fue añadido en el siglo XVIII. Este tiene planta de cruz con un cuadro central y cubiertos los tres lados con cascarones esféricos en forma de veneras. El camarín presenta una profusa decoración realizada en yesería. Igualmente la iglesia se encuentra ricamente decorada sobre todo en el crucero y el presbiterio, con pinturas murales de muy buena ejecución, realizadas entorno a 1946, destaca la cúpula del crucero donde se representa la Asunción de la Virgen María.

En el exterior destaca en la parte superior de la portada principal, el frontón quebrado sobre el que se levanta una pequeña espadaña con hornacina y frontón, coronándose el conjunto con pequeñas almenas y torrecillas en los ángulos del crucero. En este recinto se celebra el 27 de septiembre la tradicional Romería de Belén.

La Romería es, sin duda, el hecho sociológico más importante de Almansa. Entre 18000 y 20000 personas aprovechan para disfrutar un día al aire libre, en el que, además del tradicional arroz con carne y caracoles, también se degustan gazpachos, paella, “gachamiga” y carne asada, junto con otras viandas preparadas en casa Santuario de Belén para recuperar fuerzas a la sombra de la arboleda, tras recorrer todo el camino.

Cada año se celebran dos Romerías, la primera, en la que se traslada la imagen de la Virgen de Belén desde Almansa al Santuario, tiene lugar el domingo siguiente al día 6 de mayo; y en sentido inverso, la de regreso, que se realiza el tercer domingo de septiembre. El recorrido, de unos 12km, se hace a pie llevando la imagen de la Virgen a hombros de miembros de la Sociedad de Pastores, en turnos estrictamente elegidos y que compiten entre sí por ver quien hace los tramos que les corresponde lo más rápida y acompasadamente posible.