Olmos

La última de las olmedas urbanas de Extremadura.

Situado el el término municipal de Cabeza del Buey, en el paraje conocido como Santuario de Nuestra Señora de Belén, basa su singularidad en ser una arboleda de unos 100 años de antigüedad, muy apreciada por los vecinos como área de descanso. Se trata de la última representación de las olmedas urbanas de Extremadura, y destaca por su alto valor ambiental.

Olmos

Los Olmos de la Ermita de Belén (Ulmus minor) constituyen un conjunto de ejemplares de más de 100 años de edad, que representa la última de las olmedas urbanas de Extremadura. Muy valorados por la población por su sombra densa y fresca, dieron cobijo durante decenas de años a los romeros que peregrinaban a la ermita.

La altura que alcanzan los individuos de esta olmeda ronda los 20 metros, presentando un delicado estado de conservación debido a su avanzada edad y a las podas abusivas que durante décadas han sufrido. Varios ejemplares presentan el tronco totalmente hueco, con la estructura de la ramificación muy descompensada y gravemente comprometida.

Olmos

La olmeda de la Ermita de Belén se localiza a los pies de Sierra de Tiros, una de las zonas de mayor valor ambiental de Extremadura, donde se encuentran especies endémicas de las Sierras Centrales como la escrofularia (Scrophularia oxyrhyncha) y un escasísimo endemismo ibérico: el trébol de cuatro hojas (Marsilea batardae).

Se puede observar por esta zona el paso de miles de grullas (Grus grus) en invierno, y aves amenazadas como el águila real (Aguila chrysaetos), águila perdicera (Hieraaetus fasciatus) el cernícalo primilla (Falco naumanni) y la avutarda (Dtis tarda).